PADRES Y DROGAS (IV)

PADRES Y DROGAS (IV)
«una jerarquía familiar clara e inequivoca es el requisito para que   funcione una familia»
Diccionario de Terapia Familiar
Habíamos dicho que el segundo lema de orientación en las Escuelas para   padres era «hablemos con nuestros hijos de las drogas y el alcohol».A veces la   realidad nos marca que hay una imposibilidad de establecer un dialogo   generacional; o mejor dicho que los padres no están en la posición de autoridad   como para marcar desde un cierto poder una pauta educativa.Nos encontramos que   se encuentran invertidos los roles padre-hijo.Esto se denomina inversión   jerarquica y es el germen de trastornos de conducta en la infancia y en la   adolescencia.Son familias en donde no existen límites a comportamientos   destructivos de los hijos o en donde no hay seguimiento de las actividades   escolares o de las actividades sociales de los chicos(amistades por   ejemplo).
Límite, vinculo afectivo y transmisión de valores son las principales»   vacunas» psicológicas que necesitan para aprender a autoconducirse en un mundo   tan complejo e incierto como el actual.Cuando fallan estos transmisores   simbólicos y de ternura se da un singular «abandono»
del hijo aún viviendo entre mp3, zapatillas de marca o equipos de   audio.
En muchos casos se llega al llamado fenómeno de la «parentalizacion´», en   donde el hijo queda convertido en el padre de los padres.Estos actúan como   adolescentes y son pares no diferenciados de los hijos o quedan sujetos a los   caprichos de éstos.El hijo marca pautas, horarios, conductas y hábitos de   vida.
En estas condiciones es casi imposible marcar una conducta o un   comportamiento que va a ser negativo para la salud.En muchas circunstancias los   padres tambien beben en exceso y transmiten desde hace varios años un modelo   adictivo.

Las circunstancias sociales tampoco ayudan .El alcohol y las drogas vienen   en un «combo»(permitanme esta expresión muy conocida en el ambiente juvenil )   cultural de música, imagenes breves fragmentadas, palabras efímeras,   video-clips ,en un tiempo y en un espacio de gran rápidez y en donde la   velocidad es el verdadero lenguaje.Además hoy los adolescentes se socializan en   la fiesta .La fiesta es el evento central del rito adolescente actual.Las   palabras familiares hoy corren en desventaja frente a este marco cultural que   responde a las leyes del marketing.Si te incluís en este «combo» tenés   pertenencia, de lo contrario «no existís».El premio es la pertenencia(siguiendo   el modelo de la identificación que da el poseer una marca determinada).La   fidelización a la marca y al «combo» tiene tambien sus premios.Ir a una fiesta   electrónica es algo más que concurrir es un índice de prestigio y de   identificación social.

La sabiduría del adulto protector del joven es ayudarlo a distinguir entre   el gusto por la música y la cultura del video-clip y las drogas y el alcohol   como daño a la salud.En esta sútil separación hoy se juega el destino de   muchos.

Esta marco de inversión jeráquica familiar, de padres adolescentes o de   familias inexistentes no ayuda para enfrentar este nuevo mundo que vive el   adolescente.En esta ausencia de vida familiar hay varios lemas que preanuncian   quizás lo que vendrá y que forman parte de horas y horas de trabajo con familias   de preadolescentes: a) dele al niño todo lo que quiere b)cuando diga insultos   ríase c)no le dé formación social, espiritual y/o en el altruismo como valores   de la vida d)recoja todo lo que deje desparramado e)discuta frecuentemente   delante de su hijo f)dele a su hijo todo el dinero que quiera g)satisfaga sus   más mínimos deseos h)ataque a los maestros, vecinos y a todos aquellos que les   marquen algo a sus hijos.

Compartir