Envejecer Pronto

Envejecer Pronto

«… el que progresa es el hombre exterior ; es la cáscara , debajo    de la cáscara aletargado está el hombre interior..»

J. Barylko. El arte    de vivir

Civilización que ha hecho de la juventud como valor eterno un    supra-valor.Vejez vituperada cuando el espejo marca la arruga y/o la    flacidez. Es que quedamos fuera de «carrera» ya que la marca juvenil cotiza alto en las góndolas de la sociedad de marcas. Ideales de    permanencia corpórea en donde la foto idealizada de la adolescencia o de algún modelo social prestigiado traccionan nuestra identidad; ideales todos que tratan de desafiar el inexorable paso del tiempo .Cosmética y cirugía estética    que se alían para mantener estos ideales que prestigia nuestra cultura y que tratan de restañar aquello que el espejo comienza a denunciar pero que con trampas eludo. Civilización que al mismo tiempo por problemas en nuestro estilo de vida nos lleva a envejecer rápidamente. Alcohol, drogas,  adicciones varias, stress crónicos que nos persiguen durante años, imposibilidad por el mismo vértigo en el que se vive de metabolizar pérdidas y duelos, «comilonas» al lado del agotamiento gimnástico, adrenalina invertida en inutilidades, insomnio manejado con automedicación; contradicciones de nuestra cultura en donde el ideal de juventud eterna va    al mismo tiempo unido a la vorágine que nos envejece precozmente.
En la tarea clínica atendemos a «jóvenes viejos» en donde el    consumo compulsivo de alcohol, drogas, juego, comida los lleva a tener    parámetros cerebrales, mentales y de todos los sistemas orgánicos propios de    personas que están entrando en la senilidad.
Las células están programadas para morir y esto se llama    apoptosis. Nosotros con nuestra conducta adelantamos la apoptosis. Hoy la    adicción la concebimos como una apoptosis auto-programada y con la    contradicción que esta conducta cuenta con tolerancia y aceptación    social. Las drogas y el alcohol forman parte del escenario prestigiado como    prolegómeno necesario para cualquier encuentro humano , y más si es    festivo.
El primer envejecimiento precoz sucede cuando sumamos estilos de vida que    contrarian la calidad de vida como una dieta rica en grasas , el    sedentarismo, el abuso de cafeína, el tabaco y si a esto le agregamos el    abuso de alcohol y drogas sucede lo que se denomina una cáscada de eventos    que culminan en la apoptosis y muerte celular paralelo a lo cual envejecen    distintos sistemas orgánicos (la cirrosis del alcohólico es uno de los    tantos ejemplos).
Al mismo tiempo adelantamos nuestro envejecimiento genético. Al entrar en la    llamada tercera edad como patrón normativo se activan los llamados    gerontogenes que son los que van activando el envejecimiento celular y orgánico. Por    efectos neurotóxicos (alcohol y drogas) unido a un estilo de vida de escasa    calidad se adelanta este reloj genético y los gerontogenes adelantan su    aparición y por eso aceleran el proceso de envejecimiento.
Además este estilo «químico» de vida fomenta el stress celular y    la toxicidad de nuestra conducta produce radicales libres y bloquean la acción    protectora de los sistemas antioxidantes (vitamina E por ejemplo) que son los    guardianes de la salud celular. Lo neurotóxico ayuda así a oxidar nuestro    organismo y a senilizarlo. En sucesivas notas mostraremos datos de la ciencia    actual que muestran las contradicciones de nuestra forma de vida y que    tienen importancia en la educación escolar y social.
Compartir