EPIDEMIA I

EPIDEMIA I

“.. DE LOS LABERINTOS SOLO SE SALE DESDE   ARRIBA…”

L. Marechal

Hoy todos , especialmente los políticos, nos   encontramos atónitos frente al consumo masivo de sustancias especialmente   en los más jóvenes y en distintos sectores sociales. La palabra atónito   alude a una peculiar parálisis que nos embarga. Quedamos embargados ante   esta realidad o sea hipotecados. Parálisis , embargo e hipoteca que   suspenden nuestra capacidad de pensar.

Creo que en este momento faltan nuevas herramientas   de comprensión de estas, también, nuevas realidades. Las comprensiones   antiguas ya no sirven: “…son viciosos”, “son los peruanos”, “hay zonas   liberadas..”, “ es la pobreza ..”.

El otro día un político de gestión concreta me decía:   “ ¿.… que hacemos?…en algunas localidades el consumo es casi del 70%..”   En este lamento se trasuntaba la impotencia pero a la vez impotencia que   se empezaba a superar en la medida que se la hacía circular . O sea no se   negaba el hecho evidente y la preocupación entonces se podía transformar   en ocupación.

Repasemos descriptivamente lo que observamos en miles   y miles de jóvenes que después terminarían en el paco. Hay factores de   riesgo evidentes en su desarrollo : a) antecedentes familiares de   alcoholismo y adicciones ; en estas columnas alertamos sobre el   crecimiento del consumo dentro de la familia(intra e intergeneracionales)   o sea entre hermanos o de los mismos padres ; b) gran cantidad de chicos   con trastornos de aprendizaje que se traducen en repitencia y abandono   escolar ; c) masividad del fenómeno de déficit de atención con   hiperkinesia y conductas impulsivas que impiden la absorción del   conocimiento y el desarrollo normal de la escolaridad ; d) problemas de   alimentación con déficits proteicos que pueden llevar a un mal desarrollo   cerebral hasta anorexias y bulimias desde la infancia ligadas , en este   caso, a la angustia; e) el auge de las comidas “chatarra”que generan   mayores problemas de hiperkinesia y déficit de atención por la existencias   de gras en cantidad, falta de calcio y colorantes .
Estamos solo describiendo algunas de las realidades evolutivas de miles de   chicos ; fomentando todo esto : a) una hiper-reactividad del sistema   nervioso que se traducen en marcados trastornos de conducta ya que son   niños que parecen tener un “motor adentro” y no pueden parar. El maestro   no sabe que hacer; b) este cuadro de situación se une a una constitución   familiar  devaluada en límites   , afectos y contención. En muchos casos hay caos familiar. El crecimiento   de la impulsividad de los jóvenes va de la mano con problemas familiares   de falta de sostén. Se une a esto una estimulación cultural deficiente   (déficits en las escuelas , las instituciones barriales y de la vida   ciudadana). Aquí también necesitamos formar maestros, padres, sacerdotes,   operadores sociales en la comprensión de las nuevas realidades; el mundo,   los barrios, las instituciones y el desarrollo evolutivo cambiaron. Las   viejas recetas de compresión ya no sirven .

Abandonos escolares al fín de la primaria o al inicio   de la secundaria son comunes. La familia , ella misma con severos   problemas, siente y vive que no puede hacer nada y máxime con niños que   “tienen un motor adentro”. La calle los espera, la “cultura narco” tratará   de calmar y de lucrar a este niño desvalido en busca de una dependencia.   La droga aparece en una primera etapa como un “bálsamo” en estos chicos   para luego multiplicarles los sufrimientos . En los hiperkinéticos las   drogas estimulantes como el paco y la cocaína al principio generan un   efecto sedativo.

Replantearnos la vida ciudadana es fundamental porque   “de los laberintos sólo se sale desde arriba”.Un gran movimiento   orientador de padres, docentes y educadores sociales se hace necesario. Un   “plan maestro” preventivo de educación social ciudad por ciudad, barrio   por barrio. Humanización frente a la des-humanización creciente. Alerta   precoz desde las escuelas y todas las redes institucionales .Centros de   asistencia terapeutica precoz unidos a todas las redes de aprendizaje   social y convocando a todas las instituciones que están de cara a la   sociedad : iglesias, comedores infantiles, clubews, etc. Generar Ciudades   Preventivas frente al deterioro creciente.

Compartir