EDUCAR-NOS COMO PADRES II

EDUCAR-NOS COMO PADRES II

“..NO ANDES ERRANTE Y BUSCA TU CAMINO; DEJADME YA VENDRÁ UN VIENTO FUERTE QUE ME LLEVE A UN SITIO, HAY UN CAMINO Y UN VIENTO FUERTE QUE ME LLEVA”

Leon Felipe. Poeta

Cuando fallamos en la función parental surgen “padres adoptivos”. Los chicos no pueden crecer sin padres ; los buscan donde sea sencillamente porque los necesitan. Pueden surgir así sustitutos perversos: rufianes que dominan, “dealers” que los utilizan como mandaderos de la droga, jefes de barras bravas, etc. Por otra parte cuando caen los sistemas parentales de contención las sociedades “inventan”, adiestran padres sustitutos que porten valores trascendentes y que estén más allá de la utilización de los chicos que mencionábamos antes. Estos sustitutos pululan en nuestros barrios. Son maestros, abuelos, jubilados, deportistas, religiosos, etc. Es cuestión de apoyarlos porque como decían los clásicos la paternidad es una adopción. La paternidad biológica en muchos casos solo es donar semen (después de la relación viene el abandono que dejará consecuencias de “marca” quizás para siempre en el fruto de ese vinculo); pero la paternidad cultural y simbólica es una adopción. Una política social en tiempos de vacio familiar tiene que poder colectar hombres de buena voluntad y que sean modelos en sus barrios y comunidades. En la nota anterior recordaba a Churchill y a Kennedy como trataron de enfrentar las consecuencias del desamparo en las guerras uno y el inicio de la sociedad tecnológica el otro. En ambos casos sus asesores Winnicot y Bettelheim ( analistas de nota y autoridad en esos momentos ) les recomendaron reflotar y resucitar el vínculo familiar como las verdaderas vacunas ante los males sociales . Incluso Winnicot le dijo a Churchill que el destino de las democracias dependía del cuidado a los chicos.

MERENDEROS

Habíamos descripto la semana anterior tres categorías de niños en situación de riesgo : niños a la “intemperie”, niños con padres complices que adolescentes ellos o tambien niños no pueden transmitir valores ni autoridad y , por último, niños sometidos a mandatos sádicos y/o a distintas formas de violencia . En los barrios estos niños están en oferta , son “nadies” que vagan . Las esquinas son su casa. La casa verdadera no es un hogar (no está ahí el calor del fuego de los corazones ) . Hay que huir de ese lugar. La llamada “fuga del hogar “ en los informes judiciales parten en realidad de estas violencias diarias (golpes, silencios, palabras de dominio y sujeción ). Tuve oportunidad de asesorar a un grupo de “merenderos” de iglesias evangélicas del conurbano sur. Tierra profunda del desamparo y del desierto de expectativas. Ahí entre el barro y el dolor abrieron iglesias que dan la copa de leche de la tarde (la merienda). En una colecta solidaria unos consiguen la leche, otros los dulces y algunos los salados. Sacar chicos de la calle es la consigna . enseñar la palabra religiosa es otra. Las edades son críticas de cinco a diez años. Ellos, y he aquí la sorpresa, acercan a sus padres. El 50 % de estos son consumidores de sustancias . Por eso vino la consulta. Los hijos a través de la palabra de estos padres sustitutos incorporan un nuevo modo de vida. Del desierto pasan al oasis de las expectativas de futuro. Lo interesante es que este cambio sistémico en lo social que es un operador , en este caso religioso y no perverso(fundamental en estos casos), mediando en los barrios facilita un cambio familiar. El padre consumidor y en declive de sus funciones parentales puede empezar a cambiar a través de grupos de autoayuda, entrada en sistemas de atención médica, psicológica e incluso psiquiátrica. Un sistema que iba al deterioro en donde podrían germinar cualquier cantidad de patologías sociales y de enfermedades psiquiátricas de repente puede comenzar a virar hacia la salud . De la entropía a la neguentropia. Del cero mortal al desarrollo posible.

Es interesan te que todo comienza por un acto alimenticio . Educar etimológicamente es alimentar, proveer,dar, nutrir . Alumno es el que es alimentado . pero a medida que se va dando alimentaciòn va surgiendo un lazo que se crea con el que alimenta y también una vía de desarrollo personal ; entonces surge la segunda acepción de la palabra educar : sacar fuera. El que alimenta en realidad es un partero ya que permite que salga lo mejor del otro. Su verdad . Su tesoro escondido por los golpes y los silencios, pero que ahora puede hablar y está surgiendo. Como un niño en el momento del parto. En realidad la función paterna y materna sustituta es cumplir la función de parteros. Lograr que el Otro se ponga en contacto con su interioridad. Su mismidad más profunda. Colectar en los barrios estos modelos sociales es formar parteros . Los he visto en las villas del sur de la ciudad de Bs. As . en el movimiento de protección social que ahí están hace varios años.

El movimiento de Escuelas para Padres que Gradiva realiza en conjunto con Aldea Global no solo se dedica a ayudar a los padres en la función de su propia familia sino que tambien aspira a estimular a Padres sociales sustitutos en tiempos de intemperie familiar. Volvamos al gran poeta Leon Felipe a modo de reflexión cuando nos dice en Noche Cerrada: oh¡¡ niño perdido y solo, el dia no llegó, porque me dejais abandonado angeles amigos? Donde están angeles amigos?.

Compartir