¿DONDE ESTAMOS LOS ADULTOS?

“..el cerebro es el órgano que menos perdona .. por eso es importante proteger a nuestros hijos del abuso de drogas “

D.Gross. Neurocientifico. Task Force de F. Mundial de Drogas

Ausencias por doquier me suscitan las últimas encuestas dadas por SEDRONAR acerca del consumo de sustancias que dañan la salud (drogas en general) en los alumnos del secundario. Aumentó en 10 años un 131% el consumo de estas sustancias entre el 2001 y el 2011. El 12 % de los alumnos ha tenido contacto con drogas frente al 5,2 % del 2001. Además el estudio revela 2 hechos interesantes :
a) la baja percepción del riesgo en los adolescentes acerca del daño que puede causar su uso ligada a una tolerancia y aceptación social que crearía una naturalización y normalización de estos habitos negativos para la salud;
b) el policonsumo de sustancias ya que no es la marihuana la única droga consumida sino el alcohol, las pastillas, la cocaína , el extasis , etc.
Percibo grandes ausencias de nosotros los adultos ante esta emergencia sanitaria. El 12 % es un porcentaje epidemiològicamente alto . Nos está pasando quizás lo que menciona el Premio Nobel de neurociencias Erich Kandel que narra una fábula en donde “… había una vez un zorro que nunca había visto una tortuga y se alteró de tal modo al verla que poco faltó para que cayera muerta …cuando la encontró por segunda vez se alarmó pero no tanto como antes y cuando la vió por tercera vez se le acercó y se puso a conversar con ella …”.Tanto nos habituamos a ver adictos y a gente que abusa del alcohol y drogas que nos pasa lo del zorro y no nos percatamos de los daños que suceden en nuestro sistema nervioso y las consecuencias personales y sociales asociadas. Negamos el problema . El efecto de habituaciòn es una forma de aceptación social pero de un hecho altamente destructivo. Por eso me pregunto ¿ donde estamos los adultos?

FAMILIAS NOMINALES

Hay una tendencia muy alta en nuestra sociedad y que lo advierto todos los días en mi tarea clínica a convertirnos en FAMILIAS NOMINALES. Estas son aquellas familias en donde no existe un vinculo afectivo , comunicacional y linguistico que los vincula. La heladera , el televisor, la play- station o la computadora es más importante que el trazo de transmisiones éticas y amorosas que deberia ser la base de la vida familiar. En las familias nominales cae la vida familiar y el grupo es un lugar de servicios no de donaciones de sentidos . No olvidemos que la vida familiar vehiculiza la ética , transmite la ley al puntuar las distintas situaciones de la vida de un niño en función de lo que hace bien o hace mal para la salud y tambien en el orden de lo que es posible hacer o no den función de preservar al otro y respetar la dignidad del prójimo. Lacan los explica muy sencillamente :”…la ley habla a través del Padre, de una palabra de mujer o desde la muerte misma” (cuando lo otro no es escuchado o no existió ) . O sea se refiere a la autodestrucción del sujeto ante la falta de una Ley que lo estructure.
Percibimos ante los adolescentes un agujero, un vacio ahí donde deberían existir adultos que puedan confrontar y validar opciones saludables con sus hijos . La novela televisiva “Graduados” retrata actualmente esta problemática ya que los padres egresados el año 87 no pueden dejar de ser adolescentes y actúan con sus hijos en una complicidad de hermanos en lugar de ocupar el papel de adultos y padres.

¿SOMOS TODOS ADOLESCENTES?
El tema de las drogas en las aulas es un tema de la sociedad pero y tambien fundamentalmente de las familias . Por supuesto que tambien de la prevención en las escuelas. Hay un agujero en la vida adulta que se percibe. Las drogas son –desde mi punto de vista – en los púberes y adolescentes una señal de falta de orientación por parte de los adultos. El maestro J. Barylko nos enseñaba en su admirable libro “El miedo a los hijos“, “… los adolescentes son siempre iguales cambiamos los adultos “.
El deficit de contacto y vinculo con nuestros hijos se nota tambien en el aprendizaje escolar . Narraremos en próximas notas el crecimiento del analfabetismo funcional (los alumnos leen pero no comprenden ). Esto es parte de una cultura solo visual y televisiva de poco contacto con autores claves en la historia de la humanidad en las letras , la filosofía ,etc; pero parece ser la falta de encuentros afectivos y èticos en la vida familiar una nota central. El lenguaje de los padres, los abuelos y de la familia ampliada abrirìan desde el corazón las vías de comprensión intelectual de la realidad.

Dr. Juan alberto yaria

Director del Instituto de Estudios Superiores Gradiva en Adicciones y Patologias del Desvalimiento Social

Compartir