“COCAINE DECISIONS”

“..Estaba pasado de revoluciones, tomaba decisiones rápidas y equivocadas, era lo que Daniel llamaba “cocaine decisions” (decisiones con consumo de cocaína).

L.Majul “Secretos del periodista más amado y odiado..” Edit. Margen Izquierdo

Viajo hacia U.S.A. leyendo este maravilloso libro escrito por Majul y en donde casi  en  caravana desfilan un montón de personajes en los cuales  las decisiones vitales, cuando hay droga de por medio,  los van destruyendo. Siempre eligen mal. Al principio la lucidez buscada  y solo etéreamente lograda con las sustancias se va transformando con el tiempo en error tras error con consecuencias críticas variadas (físicas, personales, institucionales).   Simultáneamente  pienso en varios pacientes que atiendo y atendí en donde empresas, familias, fortunas se van dilapidando y evaporando bajo el consumo crónico y por varios años de cocaína. Me asombró siempre como la droga permite desde un goce prometido  y solo por momentos logrado llevar a una persona hacia su destrucción. Es el goce unido a la autodestrucción.

Llego al Nida (Instituto Nacional de Drogas de U.S.A ) y al recibirme una autoridad en neurociencia el Dr. Sergi Ferre me enseña con sencillez como el cerebro es la máquina más perfecta para la toma de decisiones en donde 100 mil millones de neuronas funcionan interconectándose  y multiplicándose el número de éstas como mínimo por 5. Los estudios diarios en este centro mundial de investigación del cerebro me vuelven, permanentemente, a recordar este hermoso libro que “devoré” en el viaje de 8 hs. a Washington.

MARCADORES SOMATICOS

¿Que va fallando progresivamente en el consumidor de drogas ¿ ¿Por qué va tomando cada vez decisiones más equivocadas ¿ . El Dr.  Damasio R. , eminencia en neurociencia  y que actualmente trabaja en la Universidad de Iowa, escribió un libro clave para entender estos marcos decisionales  al servicio de la autodestrucción y que tituló “ El error de Descartes”. Mostró que el problema no es solo de un razonamiento (ahí está la critica al cartesianismo como una mera teoría del intelecto)  . Participan de las decisiones sentimientos y emociones que en el adicto están alterados por el defecto que ocasiona las drogas en ciertos circuitos neuronales.  Los consumidores tienen daños en la corteza prefrontal (ventro medial y orbito-frontal). Esto fundamenta una falta de memoria para las consecuencias a largo plazo de las decisiones , la imposibilidad de aprender de los errores cometidos , continuas  acciones que llevan a perdidas financieras, comportamiento social con daños considerables, búsqueda permanente de la recompensa inmediata y fundamentalmente, negación del problema o minimización del mismo y de los errores constantes. Damasio, genialmente, nos enseña que el adicto a las drogas tiene “miopía del futuro”. Las señales de alarma que surgen de emociones y sentimientos que se conectan a resultados futuros están desactivadas.  Así la persona no aprende de la experiencia. Error tras error se suceden. Los marcadores somáticos acerca de una consecuencia de nuestras acciones dejan de funcionar. El mundo del ya triunfa a costa de la hipoteca del futuro.

¿QUE PROMETE LA COCAINA?

Hay una promesa en juego siempre. Es una imagen que nos cautiva y nos incorpora al nuevo cautiverio de millones de personas. Es la fascinación de Narciso y del narcisismo. Los  griegos, que de esto algo sabían, decían que la imagen es la sucesora de la sombra. Esta imagen aparentemente triunfal es la huida de la sombra, la ausencia, el dolor,  la muerte. Quizás Montaigne tenía razón cuando decía “ .. No se quien soy pero huyo”.

Dr. Juan Alberto Yaría

Director del Instituto GRADIVA de Adicciones y Patologías del desvalimiento social

Compartir