Tragedia e Intemperie

“…UNA MUJER ACABA DE MORIR CONGELADA ESTA MADRUGADA EN LA ACERA DEL BOULEVARD…NO PODEMOS ACEPTAR QUE MUERAN PERSONAS COMO ELLA».

Abate Pierre –sacerdote católico y Fundador de Emaus (1912 /2007).

Su mensaje propalado por radio en el invierno de 1954 en Paris convocó a multitudes que explotaron en solidaridad para ayudar a los pauperizados. El Poder suspendió a las autoridades de la radio por permitir pasar este mensaje. El pueblo lo apoyó. Apeló a la conciencia de los franceses para que se dieran cuenta de la intemperie de miles . Jacques Chirac muchos años después lo distinguió como ciudadano ilustre de Francia y sus restos fueron despedidos como héroe nacional. Los pobres pauperizados, fueron su desvelo. Emaus fue su Obra trascendente. Pasó a la eternidad de la Posteridad.

Abate Pierre, para los que no lo conocen, fue un modelo de vida a nivel mundial que surgió después de la Post-Guerra en Francia , Europa y muy admirado en Latino- América. Formó parte de la Resistencia. Fue un proto-tipo de “cura obrero” tal como se lo conoció en la Argentina. Hoy se necesitan muchos Pierre solidarios para abordar la tragedia. La Plata y la Ciudad de Buenos Aires fueron testigos impotentes del desastre. Más de 60 vidas se perdieron. Quedarán como sucede siempre en estos eventos miles de traumatizados, depresivos, e incluso aumentarán los suicidas.

FURIA NATURAL Y TRASCENDENCIA

El desastre natural o la furia de la Naturaleza, ya Freud junto con la vivencia de la muerte y del sufrimiento de la enfermedad, decía mostraba nuestras limitaciones. Ya no somos más inmortales. Somos seres a la intemperie. Nuestro Ego se desmorona si no tenemos una cobertura familiar, social y de recursos simbólicos y espirituales que nos permitan soportar y trascender nuestras limitaciones. Surgiría la fracturación de vínculos. La naturaleza en su furia nos muestra que necesitamos generar en nuestra vida otros recursos para poder trascender. La vida es una gran lucha para perdurar. El hombre es el único animal que es consciente de su propia muerte y la civilización, la cultura, la educación, los padres y las redes sociales sanas lo ayudan a superar estas limitaciones con Obras. El padre Pierre es un testimonio. Superó la carnalidad de la muerte en un testimonio que dejó para la humanidad. Se necesitan aquí muchos de estos ejemplos y modelos que puedan superar la vida fetichista y solo materializada en fines inmediatos. El Profeta (A. Testamento) decía que sin esto “..Todo es vanidad”.

Comunión, comunicación y cooperación son tres rasgos esenciales de la sociedad humana; pero esto depende de la cultura y los valores comunes de un Pueblo. La cadena de solidaridad mostrada en La Plata muestra esto. La rapiña de otros muestra la presencia de centenares de “barras bravas” o antisociales que a punta de cuchillo robaban. Esto no empaña lo otro. La solidaridad nos enaltece. La rapiña es una muestra de que tenemos que mejorar.

La escena de la muerte nos exige Ser. Trascender. Salir de nuestro Ego. Lección quizás de la tragedia. A los Cesares Romanos siempre una sombra humana les repetía: “…recuerda que vas a morir”. El hombre puede eludir su desafio de vivir y trascender acudiendo al parasitismo en donde se liga a un Poder que lo dirige y es autómata del mismo (tribu, política, fundamentalismos varios) , o para sobreponerse del dolor puede deliberadamente elegir la insensibilidad (las múltiples adicciones)

COMUNIDADES EN SITUACION DE CATASTROFE

El desastre natural participa de lo que hoy se llama comunidades en situación de catástrofe, como lo son los grupos sociales invadidos por el abuso extendido de drogas (nuestras Villas como nuevos “campos de concentración” de la pauperización, la venta y el consumo de Paco y otras drogas), la guerra y los extensos lugares de pauperización. Son transiciones rápidas, inesperadas e imprevisibles. De repente todo cambia. Es mayor del daño social cuando a la sorpresa de lo inesperado o a la acumulación de estas situaciones traumáticas se le agrega una sociedad con escasos recursos familiares, simbólicos, culturales. Precisamente los sectores más afectados, en una proporción alta, soportan además del desastre natural, un abusivo consumo de drogas y extensos sectores de pauperización.

Sostener a la comunidad no es sólo ayudarlos a conseguir un crédito o darles colchones . Todo esto hace falta. Es una tarea de enlace comunitaria o lo que hoy se llama Resilencia comunitaria. Fortalecer la sociedad: ocuparse de los niños solos, los duelos por muertes, los ancianos de la tercera edad. Sostener la esperanza y la Fe de una comunidad para resistir el trauma y la pérdidas y poder superar la adversidad .fomentar la conectividad entre las personas. Centenares de Abate Pierre, laicos o religiosos, hacen falta. Lideres sociales que se puedan capacitar para estas tareas.

Personalmente dirigí desde el Sector de Adicciones del Gobierno Provincial en Buenos Aires   entre 1993 y 1999 la tarea dentro de comités de ayuda solidaria en diversas inundaciones y catástrofes. El objetivo era una acción al servicio de restañar heridas psicológicas y familiares . Del dolor surgieron miles de líderes. Jóvenes. Padres. Organizaciones sociales. La Dra. Judith Landau, experta en desastres, nos ayudó como consta en estudios y en su currículo (consultar en Internet su tarea en Buenos Aires) y fue premiada en Naciones Unidas por esta epopeya. El dolor sacudió y iluminó la misión del Hombre. Ayudó a convertirnos en más persona .

Dr. Juan Alberto Yaria

DIRECTOR DEL INSTITUT O DE ESTUDIOS SUPERIORES- GRADIVA -EN ADICCIONES Y PATOLOGIAS DEL DESVALIMIENTO SOCIAL

Compartir