CAIDA DEL PADRE

¿no habrá que en encender las linternas desde la mañana?

F.Nietzche

Sigue diciendo Nietzsche: “¿ no vamos errantes hacia la nada infinita ?…¿ Cómo pudimos desagotar el mar? . Se refiere a la noche que se avecinaba sobre el mundo por las consecuencias de la  muerte de Dios. El Padre, también,  parece  estar muerto o los padres en general en muchas circunstancias y muchos pacientes jóvenes hoy nos hablan desde esta “noche” de la vida lamentando ausencias significativas.

En las adicciones se muestra un llamado al Padre. Hoy miles de jóvenes anuncian desde el síntoma autodestructivo de las drogas y el alcohol, en muchos casos, el exilio de sus  padres.

 El Dia del Padre adquiere una significación que supera la cultura del shopping para connotar un fundamento que necesitamos valorizar.

Esta apelación al padre en una crisis agónica, como es en muchos jóvenes la prisión,  es una invocación o sea un llamado. La Real Academia Española incorpora la invocación como la apelación a un Poder superior, a una Ley, un acogerse a esta Ley. El Padre es Ley y su ausencia manifiesta en muchas situaciones de la vida es un factor de riesgo en el crecimiento de los chicos .Esto se ve claramente en las patologías adictivas. Siempre recuerdo que en las clases del Prof. Oliweinsten en el Centro Marmottan de Paris el mencionaba:”…el padre siempre está por ausencia, ignorancia, inmadurez, perversión, etc.…pero siempre está y el síntoma adictivo es un llamado a esta figura simbólica desaparecida”.

El Prof. Milmaniene nos enseña  que el Padre funciona como un “emblema orientador, ético  y viga maestra de un desarrollo infantil”. Cuando esto cae aparecen nuevos Patriarcas  con la aparición de Lideres mesiánicos que como “barras bravas “hacen de la Muerte un Amo Terrible y de la Vida un capricho al arbitrio de un momento de exaltación y paranoia. El Padre, mientras tanto, representa  por lo contrario la Ley de la Vida.

NARCOS Y PATERNIDAD

Esta caída del orden parental es explotada por los Narcos que asimilan y adoctrinan para si a los que frutos de la disociación familiar son aptos para la doma. En los barrios marginales y en los sectores opulentos con padres nunca conocidos, ausentes, permisivos en otros casos, adictos ellos también consumiendo con sus hijos, adolescentes en sus conductas como “padres piolas” que incluso van a los boliches con sus hijos; así se forja una masa de consumidores juveniles que en sí están vacios de sentidos, palabras orientadoras. El “dealer” o puntero barrial de la droga se transforma paradójicamente en el Ejemplo a seguir. No debemos olvidar que una vía de crecimiento es la asimilación y la orientación de modelos. Fallan en muchos casos también tíos , abuelos en estas familias fragmentadas y casi desaparecidas. No hay figuras supletorias y la escuela (otro bastión de modelos) luce desprestigiada y casi sin relieve simbólico.  Sube así el tráfico ya que a mayor cantidad de consumidores sube el tráfico y la cantidad de “dealers”.  Crece la “escuela del delito” y conjuntamente el aumento exponencial de la cantidad de enfermos psiquiátricos y de todo tipo. Esta es la cara del Amo de la Muerte hoy.

 ¿EL PADRE ESTA MUERTO?

Esta era la consigna del Mayo Francés en el 68. La caída del Padre como representante de una Ley que permite crecer es visible en muchas familias. Parecería que hay un abismo, hoy, entre procreación y paternidad. El Padre en muchos casos solo se reconoce en la paternidad biológica; ahí queda reducido a ser solo un semental. Por otro lado el Padre en el Renacimiento tenía otra dimensión como era la Humanista:   ”…quien enseña a su hijo engendra doblemente “como enseña E. Pasquier.

 Sobre esto el filósofo francés  G. Marcel  nos dice que se “ha roto el lazo nupcial entre el Hombre y la Vida y es en la Familia donde vemos ese pacto en acción y encarnándose”.  La caída del Padre, que es el que    permite el paso hacia la Vida,  no debe ser considerado como un gesto épico y triunfal ya que han aparecido en la peor de las ausencias   epidémicamente Patriarcas  que reinan en barrios y ciudades y dominando territorios.  El Padre añorado es el que transmite, permite pasajes y crecimientos. La oferta de Padre hace al hijo así como de ese vínculo el Hijo hace al padre.  Se van modificando mutuamente.   Hay una donación que desde el Padre es sacrificio de horas, tiempo , pero fundamentalmente la posibilidad de renunciar al Ego y de acceder a un crecimiento de èste. El hijo marca el paso de la cultura del “ombligo” a una cultura del Otro. Decretamos nuestra propia disolución (de los aspectos màs megalómanos de nuestro Yo) para que el hijo crezca , nazca y se desarrolle. Marcel sobre esto nos dice”…la paternidad es un gasto de si …don que exige compromiso. De lo contrario la saga de la mitología nos enseña mucho sobre esta dramática de la vida .Dios Chronos mataba a sus hijos .Temia por sus sucesores masculinos. Un Patriarca narcisista no deja crecer.

En este Dia del Padre me pareció útil en nuestras reflexiones sobre el papel del Padre mas allà de la fecha comercial. En realidad la oferta mas que comercial es afectiva , simbólica y profundamente ètica .La relación se da cuando hay Oferta de Padre y esto hace que exista el hijo y èste a su vez nos modifica como personas y nos hace Ser. El Padre y el Hijo tienen que ver con nuestros fundamentos como personas.

DR. JUAN ALBERTO YARIA

DIRECTOR DEL INSTITUTO DE ESTUDIOS SUPERIORES GRADIVA EN ADICCIONES Y PATOLOGIAS DEL DESVALIMIENTO SOCIAL

 

Compartir