Las drogas y la adolescencia

EL ARGENTINO

Esta historia la traté  hace muchos años. Pablo se droga desde los 14 años: alcoholización, pasando por el “porro” para “diplomarse” en la cocaína. Iba  hacia el desastre. Choques  en autos y “vida loca “como lo menciona el cantautor de moda en sus momentos. A los 18 años lo conozco. Su vida se había estancado y es que el drogarse detiene el desarrollo de la adolescencia. Eso le paso a Pablo. Abandonó estudios y su vida era un ir y venir sin destino. Sus conductas de riesgo sexuales (promiscuas) sin ningún cuidado, la velocidad en el manejo alcoholizado o con sustancias encima llevaron a sus padres a la internación en una comunidad terapéutica. Ahí lo conocí. Meses enteros en la cama solicitando volver a la cocaína. Resistencias mortíferas a dejar de drogarse. Debemos saber que a menor edad en contacto con las drogas la abstinencia será mayor. Es un problema también cerebral ya que las estructuras nerviosas están adaptadas al consumo.

¿Cómo había aparecido la droga en este ser maravilloso que es Pablo?. La separación de los padres fue crítica. Hay separaciones hoy que son muy difíciles . Cuando el odio y el resentimiento que queda después del amor es fuerte esto trae consecuencias en todos y también en los hijos. El divorcio emocional fue el preludio de un divorcio complicado con distintas instancias judiciales. El padre que era el prototipo del “macho” quedó muy herido por una infidelidad de su mujer con un conocido de él. Un campeón deportivo como él quedó “malherido” afectivamente por todo esto. Luego choques y enfermedades del padre configuraron un dolor muy fuerte . Lo vió poco a su padre en su infancia . En el inicio de la adolescencia se prometió ayudarlo. La enfermedad de Pablo lo acercó al padre ya que en realidad era una forma de llamarlo. Cuando empezamos a atender al padre de sus “dolores del alma” Pablo mejoró. Hoy Pablo  es gerente de una importante industria y su padre se fue “apagando” por sus enfermedades y murió acompañado por su hijo. La droga pasó ya que era solo un “tapón” de un grave conflicto familiar. Consultemos cuando comienza el consumo y veamos lo que pasa en nuestra familia.

Dr. Juan Alberto YARIA

DIRECTOR GENERAL GRADIVA-Rehabilitación en Adicciones

Compartir