Ser bueno con uno mismo:

 

Las adicciones son una carrera estrepitosa en busca

De la muerte. Basta ver por el espejo retrovisor para advertir

Que cuando estábamos en carrera de consumo, éramos

Auto- y hetero-destructivos (nos hacíamos daño a nosotros

Mismos y a los demás) y nos habíamos abandonado en un

Proceso de deterioro continúo.

 

Ahora, en el proceso del tratamiento hemos alcanzado

Cosas que antes, quizás, ni siquiera habíamos imaginado.

Nos hemos reencontrado con nosotros mismos, al

Poder ver críticamente el pasado, poder comprender las

Lógicas de la enfermedad, y reconciliarnos con nosotros

Mismos. Hemos venido de a poco, reconstruyendo nuestra

Autoestima, y hemos vuelto a fortalecer nuestra red de

Contingencia social.

 

Como lo que hemos logrado en este proceso es

Muy importante, debemos tener el tiempo justo para

Tomarnos en serio a nosotros mismos y amar la vida en su

Inmensidad.

 

Valorar el sacrificio que hemos hecho para estar

Mejor y dimensionar la importancia de “ser”, con identidad

Propia y pertenencia nos puede ayudar mucho en el

Propósito de amarnos en todos los aspectos: físico, mental

Y espiritual.

 

“Cuidar el cuerpo porque es el templo de Dios”

                                            Víctor Hernán C., 27 años, Fase III

Compartir