Cuidados y consumo de drogas

La adolescencia es una edad clave  para el cuidado y la prevención del consumo de alcohol y drogas; así atendí a Maxi un típico joven de la provincia interior de Buenos Aires. Pueblo pequeño en donde los padres se separaron con muchos conflictos e iras compartidas. Maxi así quedó “boyando” desde los 12 años. Escuela secundaria complicada por la angustia y el consumo de alcohol y marihuana; Madre trabajando. El Padre con otra pareja. Pocos vínculos entre ellos. Maxi va al balneario del pueblo. Abandona ya la escuela. Y Ahí junto a más de 20 en la misma condición de “parias” del destino familiar se complica su consumo.

En la adolescencia con una estructura nerviosa todavía inmadura “prende” más el efecto de los estupefacientes y si a esto le agregamos condiciones familiares precarias todo se hace más difícil.

Hoy se considera a la adicción como una enfermedad del desarrollo ya que el inicio precoz asegura un continente de consumidores creciente. Las condiciones evolutivas del cerebro y la construcción de la identidad adolescente en marcha,  son elementos que ayudan poderosamente para perpetuar el consumo. Los frenos inhibitorios del sistema nervioso son muy pobres  frente a la excitación que producen las drogas.

En la población total de dependientes a drogas la edad de iniciación entre los 12 y los 24 años es el “semillero”  más frecuente para el desarrollo de esta enfermedad.

Maxi cuando comienza a consumir cocaína complica severamente su conducta y tiene una crisis de excitación en donde tienen que intervenir la fuerza pública y los sistemas de emergencia de la localidad.

Pasó un tiempo en una comunidad terapéutica con ayuda de su familia que además recibió terapia para asegurarle al joven vínculos, límites y valores. La vuelta a la escuela, el cambio de amistades y dejar el consumo fueron claves en su rehabilitación. Hoy vive, antes no.

Dr. Juan Alberto Yaria

Director General GRADIVA-Rehabilitación en Adicciones.

Compartir