Las giras y las drogas

Jorge está de gira. No es músico ni artista  es solamente un muchacho que empezó a consumir en sus 17 años y hoy al año funciona “lanzado” hacia una carrera sin ningún control familiar. En el mundo del consumo se llama a esto salir de “gira”. Los caminos de una gira pueden ser los pasillos laberínticos de casas en donde se vende drogas, en algunos es en hoteles que alquilan habitación, en otros es en grupos. Pero siempre inevitablemente “solos” aun estando rodeados. La cocaína es mi “novia “me decía alguno.  “Yirar y yirar” es lo que me relatan los que vuelven  de las giras. Un caminar sin saber dónde. Es que ha perdido el horizonte…el horizonte es función del cerebro superior que es precisamente el que queda suspendido en esta “orgia” de estupefacientes. Ahora solo funciona el cerebro más arcaico en donde los automatismos reinan.

La noción de riesgo desaparece. Celulares apagados o vendidos a “dealers” son moneda corriente. El registro de realidad también se pierde. La conciencia queda  embargada e hipotecada. Solo la dosis  y la cantidad que todavía tiene valen. El cuerpo parece no ser percibido en sus latidos, transpiraciones, impulsividades. Mientras tanto su pensamiento se llena de fantasmas y las persecuciones lo brotan mal ya que lo van distanciando mal de la realidad.

Lo conozco luego de una entrada en una guardia hospitalaria. También a sus padres. Fueron muy sinceros y colaboradores .No creían lo que se había estado gestando desde hacía un año. Un poco de marihuana, alcohol consentido. Escuela que se abandona. No podía trabajar por su falta de perseverancia. Dos elementos claves en la estructuración de un proyecto adolescente estaban truncos: escuela y oficios. Jorge luego de la desintoxicación y del duelo que tuvo que realizar de las sustancias empezó un nuevo ciclo de su vida que hoy a 5 años se sostiene. Terapia, comunidad terapéutica y vínculo posterior con un cambio en su programa de vida con relaciones sanas. Fue un esfuerzo para él pero era lo necesario para vivir bien y sano.

Juan Alberto Yaria

Director General GRADIVA. Rehabilitación en Adicciones.   

Compartir