“Línea de tiempo” y drogas.

¿Que son los valores?…“son señales en el camino en que nos apoyamos para tomar decisiones…”

J.Barylko. “En busca de los valores perdidos”

Estamos inmersos en una epidemia de consumo de alcohol y sustancias desde hace varios años. Esto trae consecuencias en la línea de la vida y que llamamos en este artículo “línea de tiempo”. Las drogas detienen la evolución y especialmente cuando se lo hace en la adolescencia .A los números nos remitimos y veamos números. Sobre un estudio realizado en 2014 por la SEDRONAR sobre 1009 escuelas de todo el país (enseñanza media) nos encontramos que el consumo de tabaco alcanza al 36% con comienzo a los 13 años, el alcohol al 70% de la población estudiada comenzando a los 13, la marihuana al 18% y con inicio a 14 años, la cocaína el 4% empezando a los 14 , solventes y pegamentos el 5% comenzando a los 13 años , la pasta base (paco) el 2% comenzando a los 13 y energizantes el 65 % (cifra por demás llamativa y usado especialmente en gimnasios). Hoy nuestros centros están siendo visitados por muchos adolescentes que por la inmadurez de sus centros cerebrales y por la crisis de identidad que viven en esta etapa de la vida necesitan una terapia muy estricta de rehabilitación para que su desarrollo no se detenga y puedan concretar un proyecto de vida.

Pensando estos datos a mi memoria vuelve un ejercicio de tipo dramático que realizó hace varios años un terapeuta de mucha experiencia en adicciones en Gradiva , y a quien admiro profundamente, en una reunión en donde había casi 100 pacientes y que funcionaba como una asamblea de aprendizaje de valores para una rehabilitación. Reunía en una “línea de tiempo” desde un menor de 14 años, un joven de 25 años, un adulto de 40 años y por último a un querido paciente que estaba en el orden de los 65 años. Todos unidos por una misma pasión fanática por el consumo y ya todos con varias consecuencias en su cuerpo, en su vida psíquica y en lo social. Se juntan todos también en algo ya que en la adolescencia aparentemente comienza todo; empezaron en la esquina, los amigos y así los primeros consumos, abandonar escuela… comienzan a vivir a los tumbos y la falta de rumbos los convirtió en una acumulación de fracasos.

Entramos de lleno en la representación de rol que hacen de lo que les pasó en la adolescencia que sería la etapa del crecer, salir de la dependencia de sus padres para ir al mundo…por segunda vez al mundo después de su nacimiento y a buscar y a confeccionar su identidad…que soy? ; Que seré? ; Que quiero ser? . Así todos buscamos normalmente, en esta etapa, la identificación con líderes o ídolos que nos van disolviendo dentro de una masa de pares. Pero ellos eligieron mal. El boliche reemplaza a la escuela. La entrada en una “barra brava” a ver futbol y sentir placer por el futbol. La adolescencia como moratoria entre la infancia y la edad adulta, entre la moral aprendida por el niño y la ética que ha de desarrollar en el adulto se estanca. Quedaron ahí.

Historias de Vida

Jorge comenzó con esa “línea de tiempo” y es un chico de 14 años que luego de consumir desde los 12 es traído por sus padres para iniciar un tratamiento ya que su conducta es riesgosa para sí y para terceros. Pandillas, falta de escuela, vivir en ambientes en el delito se une con lo violento y eran lo típico; Daniel de 65 años reconoce que en su adolescencia el alcohol fue su debilidad sin poder controlar su consumo pero todo esto unido a vivirlo con multitud de parejas y encuentros furtivos y de poca intimidad. Su vida siguió pero los logros quedaban frustrados permanentemente por sus conductas adictivas. Armó una familia pero le costó consolidarla. Los demás integrantes de esta “línea de tiempo” sumaban a esta detención en la adolescencia inestabilidades laborales, restricciones de hogar, distancia con los hijos, abandonos por parte de la familia. En todas las situaciones vitales dramatizadas aparece la adolescencia como crítica.

Precisamente en la consolidación de la identidad que es nuestro ser mismo que es donde se juega nuestra función como ser humano; vocación, misión en la vida y proyecto. Decir que “no” a algunas cosas y “si” a muchas otras. Así se va diseñando un plan ético que es brújula para el resto de nuestra vida.
Precisamente quien estudió esta “línea de tiempo” en el campo de la evolución humana es Erick Erikson (Infancia y Sociedad) que hablaba de siete etapas de la vida desde el bebe dependiendo de la madre hasta la posibilidad de llegar a la sabiduría del viejo en donde la creatividad se une al pacto con las más jóvenes en la transmisión. Supera la desesperación del fin de los tiempos y hace de la muerte una etapa más del vivir lo cual lo une más a los demás. Supera al huraño y es oblativo y generoso. Ninguno de nuestros pacientes pudo llegar a esta etapa de maduración.

No solo porque el alcohol y las drogas los detiene en su evolución; sino porque además los hace regresar en su desarrollo a etapas pre-adolescentes o sea a niños dependientes en este caso de una botella o sustancia como el bebe lo hacía del pecho y la leche nutricia.

La Detención del Tiempo

Pero en realidad como nos enseñó Erikson y como nos muestra el consultorio todos los días todo empezó antes .La identidad adolescente tiene pasos previos : la confianza que dan los padres que es el margen de seguridad fundamental para vivir (fase 1) , luego le sigue la autonomía que da el caminar siempre seguido por cuidados familiares amorosos y también seguros(fase 2) ; la escuela marca la tercera etapa (fase 3) .En todas estas fases previas a la adolescencia encontramos graves vacíos en nuestros pacientes . Nos encontramos en esta epidemia a la familia y a sus cuidados como la gran protagonista. Lo que no queda dudas es que la dependencia a sustancias detiene el crecimiento. Todo también tiene que ver con valores que se “maman” en la vida familiar y en los modelos culturales.

Juan Alberto Yaria
Director General GRADIVA. Rehabilitación en Adicciones.

Compartir