Entre el “Chapo” y los lanata

“…la droga es uno de los cinco negocios que mueven más dólares del mundo en la actualidad”. Federación Mundial de Lucha contra las drogas (2014)

La droga está en tercer lugar .En principio las armas, luego el petróleo para seguir en cuarto y quinto lugar el negocio de la salud y de sus empresas farmacéuticas y por último el futbol. Si queremos seguir los intersticios del poder, las querellas judiciales  y las guerras sigamos los títulos de los diarios de estos cinco negocios.

El “Chapo” Guzmán  cayó otra vez preso. Podríamos pensar que  vendrá otro para seguir en su lugar  pero al mismo tiempo podemos pensar que el costo de semejante negocio no vale la pena (cárcel de por vida o vivir como un fugitivo)  .La sensatez nos lleva a imaginar los costos de cada acción antes de realizarla; más allá y fundamentalmente de los principios éticos subvertidos que tiene aquel que vende drogas. Mientras tanto  los costos en la salud social de la venta de drogas hoy es inconmensurable: delitos, muertes, familias deshechas, enfermedades irreversibles, discapacidad, mutaciones genéticas, etc. Solamente en Méjico el narcotráfico ejecutó en 10 años 100.000 personas y el cartel de Sinaloa como “super-market” de todo tipo de drogas fue uno de los más importantes en esta maquinaria homicida.

La captura del “Chapo” muestra toda una estrategia del “narco” de hoy. La entrevista que realizó Sean Penn y Katy del Castillo fue toda una obra de marketing abortada  por los servicios de inteligencia americanos y mejicanos en conjunto. Tuve oportunidad de leer el artículo (de pobre nivel periodístico) que en realidad cubría la necesidad de mostrar a un pobre mejicano nacido en uno de los lugares  más paupérrimos del país que no tuvo otro porvenir que producir y vender droga .Es realidad es un pobre devenido en empresario perseguido por el  Imperio y sus vasallos . Incluso llega a reconocer en el reportaje que las drogas hacen daño (el solo la probó una vez) pero si la gente la consume ya no es su problema.

El mismo Sean Penn reconoce haber quedado fascinado por este personaje mitológico y apto para una película de tipo heroica. Es un personaje no un delincuente (obra maestra de desinformación) para mostrar según el artista devenido periodista que la Guerra de las Drogas fracasó (¿?). El mismo Chapo llega a decir “si no estoy yo viene otro”. Es la banalidad del mal dicha con frialdad como magistralmente lo mostraba H.Arendt.

Las drogas son un producto del supermercado de consumo de hoy ¿ porque no venderlas?. El sociópata, como organizador de los males sociales, no  advierte que  la moral social es  un factor de organización de esta misma sociedad y que el valor de la salud es nada más y nada menos que  la promoción y defensa de la vida.

El papel de Katy del Castillo es interesante ya que por una parte es productora de la nota, interprete amada y valorada por el Chapo e incluso con ofertas amorosas permanentes más allá de un probable aumento de sus cuentas bancarias. En las series mexicanas interpreta a una célebre narcotraficante. A veces el personaje se traga a la persona (como muestran muchos de los chats interceptados por la inteligencia americana y mejicana).

Los narcos de hoy manejan la opinión pública y usan los instrumentos de la misma desde una forma burda como el “Chapo” hasta los más refinados  que, arrinconados en residencias fastuosas, organizan una trama de con abogados, publicistas, políticos (el último hijo del Chapo es con una diputada del PAN de Sinaloa que hoy  ocupa un escaño), expertos en desinformación y banqueros.

EL EGO COMO DEBILIDAD

La vulnerabilidad mayor que tenemos es nuestra omnipotencia que es una de las  caras de nuestro narcisismo .Los tres (Chapo, Katy y Sean)  como fanáticos de sí mismos no percataron que en esta sociedad tecnológica y bajo la tutela de los servicios de inteligencia podemos llegar a ser observados y seguidos .Hasta llegaron a capturar todos los mensajes de wapp y de texto entre los dos enamorados. Uno, por un lado, fascinado por quedar en la eternidad evanescente del celuloide y por la belleza de su deseada mujer y ella vaya a saber porque pero seguramente muy untada de dólares.

Mientras tanto Penn cayó bajo el registro de la fascinación del Chapo (lo reconoce) probablemente  porque estar frente al Amo de la Muerte (aquel que puede decidir la vida o no de alguien) a muchos les genera admiración. Es alguien que está más allá del bien y del mal. Mientras tanto esta mercadotecnia en México parece estar triunfando porque la opinión pública está siendo trabajada inteligentemente. FLACSO (Facultad latinoamericana de  estudios sociales de ese país) muestra que en los estados más golpeados por los narcos el 25% de los jóvenes de la secundaria éstos son un modelo a seguir.10 puntos más abajo los que quieren ser empresarios y más del doble que ven a los maestros como modelo a seguir.

CADA CIUDAD NECESITA SER  PREVENTIVA

Nosotros, mientras tanto, conocemos a los gatilleros o sicarios de las organizaciones (los Lanatta por ejemplo)  que cumplen un papel en el engranaje que va desde el productor hasta el banquero en las Islas Cayman o en el propio seno del poder financiero de los grandes centros del dinero. Todos forman parte de la multinacional de las drogas como el tercer negocio mundial. Al lado de eso lo que queda al costado como un resto no reciclable es un conjunto humano de  psicóticos, suicidas, discapacitados, etc.  Así va cayendo la sociedad y generando su propia desintegración.

Ya en nuestras barriadas más pobres de Rosario, en triángulos infernales de J.C.Paz, S. Miguel y Malvinas o en el de Quilmes, Berazategui y Varela o en los circuitos críticos de La Matanza, Morón, Merlo el narco comienza a ser un personaje valorado  como un  “Scarface” moderno          (D.Hoffman) en donde este personaje retrataba el ascenso y la gloria en la venta y distribución de estupefacientes  luego de un destierro oprobioso desde la Cuba natal (recordada película de los 90). En estos lugares donde la deserción escolar, el embarazo precoz, los circuitos de la violencia y el consumo de sustancias son la cara de un nuevo genocidio social Jorge Giacobbe (analista social) en un reportaje que he tenido el placer de leer nos enseña que el 80 % de la población de Buenos Aires  cree que la policía, la justicia y los políticos están entrelazados con esta epidemia con intereses económicos.

Recomienda un plan de opinión pública; ella va a ser la aliada. Gastar solo dinero en mayor intervención jurídica o policial es casi como tirar el dinero si no aparece un Eliot Ness como personaje mitológico de lucha contra la mafia (Pablo Escobar lo decía claramente “plata o plomo”). Hoy son los padres, las iglesias las escuelas las que deben ser convocadas. Cada ciudad debe ser preventiva con centenares de centros de atención y orientación a padres desde un plan maestro. Necesitamos reaccionar porque las sociedades no se suicidan.

Juan Alberto Yaria

Director General GRADIVA. Rehabilitación en Adicciones.

Compartir