La genial María Elena Walsh popularizó esa hermosa filosofía del desencanto y la irrealidad que coloco en las estrofas del “reino del Revés”. En el tema de drogas y sus políticas para enfrentar la pandemia y epidemia todo parece recordarnos a la ilustre poeta.

Ahí todas las cosas están “dadas vueltas, nada el pájaro y vuela el pez, nadie baila con los dos pies y dos y dos son tres, un año dura un mes y un Sr.  que tiene mil quinientos chimpancés si miras no lo ves”. En la Argentina en el tema de drogas abandonamos la realidad, no solo la negamos sino que la abolimos lo cual  parece  peor porque entonces creamos un mundo ilusorio  rayano ya  en lo delirante.

Los griegos nos enseñaron el  “cuídate de ti mismo” en el oráculo de Delfos y  no solo el célebre “conócete a ti mismo”. Esto sería válido que lo aplicáramos en nosotros como sociedad .Logramos grandes efectos sociales reconociendo los daños de la nicotina pero minimizamos el efecto  del consumo de drogas. La tragedia de Costa Salguero es trabajada no como una masacre planificada a “tranquera cerrada” por un comercio “narco” en donde desde el agua hasta todo lo que allí se daba era una plusvalía fuera de la consideración de lo saludable  sino como una falla en el análisis de las pastillas a vender. Incluso en Rosario (capital del narcotráfico) todo un Concejo Deliberante aprobó el examen de las pastillas antes de que entrara el público. Hay éxtasis bueno y éxtasis malo  entonces. Absurdo de este reino del l revés que parece ser la Argentina.   La deserción de los adultos (en este caso políticos) es patética; todo depende de la sustancia, la cantidad, con que se la corta, etc., etc.

Aumentan todos los índices de consumo de drogas y no se efectivizaron durante todo ese tiempo  ninguna política para enfrentarla; muy por el contrario se realizaron en los últimos doce años campañas basadas en la “normalización” del consumo (banalización de los daños) y la aceptación social de las drogas y al mismo tiempo se  cerraron estructuras asistenciales y se desactivaron  programas de tratamiento.

PROPAGANDA DEL CONSUMO

El “reino del revés” hace que a medida que aumente el consumo de drogas y alcohol se  favorezca con  propaganda incluida  la aceptación social del consumo y la “normalización” del mismo y  se obstaculizan  todos los movimientos preventivos y asistenciales. Ni hablar de la política preventiva; todo ahí fue liquidado.

Centrar todo en una política de seguridad es limitado y hará cierta la frase de Pablo Escobar:”…plata o plomo”. Entre los bienios analizados (2013-14-Observatorio de la Deuda social UCA) tuvo lugar un incremento en la presencia policial en los distintos barrios, sin embargo, si bien el registro de venta de drogas tiende a ser más alto en los espacios con baja presencia policial, el incremento general en la percepción de venta de drogas en el barrio se incrementó al margen de la mayor presencia policial. En las regiones AMBA (tanto en CABA como en el Conurbano Bonaerense), NOA, Pampeana y Patagonia la presencia policial no parece evitar el incremento en el registro de venta de drogas, que se presenta al menos en la misma proporción en barrios con presencia policial y sin presencia policial. En los últimos años ha ido creciendo no solo el consumo de drogas sino las ‘cooperativas’ familiares que se dedican a la venta de las mismas. Los jóvenes prefieren vender drogas a trabajar. Los niños viven en la calle, fuera del control de sus padres, y son presa fácil para los intermediarios. 

Ahí el narcotráfico dobla la apuesta  pero con una sociedad educada en valores no puede hacer nada. Ahí retrocede. Cambia de escenario. Aquí –en nuestro país- tuvieron el campo abierto.

La marihuana está igualando al cigarrillo en el consumo juvenil en nuestro país  (datos de Sedronar en escuelas secundarias de CABA). Las plantaciones en casas y viveros especializados con mutaciones genéticas de alta concentración de cannabis es ya un dato cierto. Mientras tanto el abuso de alcohol llega al 33,5% de la población juvenil .Ni hablar de las sustancias sintéticas como éxtasis  en donde hay redes preparadas para todos los centros de diversión nocturna juvenil. Creció el 1.200% y con gran impacto según la Sedronar en la Provincia de Buenos Aires. Aneurismas en gente joven, arritmias, infartos en intoxicaciones son atendidas en suelo bonaerenses anuncian médicos de los hospitales platenses. Además –y lo puedo testimoniar en mi tarea clínica – toman algunos 3 o 4 pastillas de éxtasis en una noche electrónica que comienza a las 2 de la mañana hasta las 17 hs. del día siguiente.

La estadística –fría-marca de 12 a 16 años el inicio del consumo .Mientras tanto hay decenas de laboratorios clandestinos que producen estas pastillas en nuestro país denuncian pacientes y fuentes periodísticas serias. La ketamina (“keta”) está haciendo estragos ya que es un disociador de la personalidad (con claros efectos psicóticos) creando una realidad paralela por los cambios perceptuales y sensoriales que provoca.

A la vez hay ciudades de la Argentina con tasas de homicidio paralelas a las de países con altos indicies delictivos como por ejemplo Mar del Plata. En el conurbano las autoridades judiciales y policiales decidieron conjuntamente con representantes municipales reforzar “25 zonas críticas “. Nombres que me resultan conocidos porque  me relataron peripecias de esos lugares (La rana, V.Korea, sapito, etc.).

EL MITO DE LA LEGALIZACION DE LA MARIHUANA

Se toma como ejemplo Uruguay en donde solo se avanzó en la promoción de clubs exclusivos para compra y cultivo de marihuana. Si nos hacemos socios de estos VIP tenemos la compra asegurada. Ninguna farmacia vende como se dice y aumentó la venta ilegal en los barrios .En USA (Colorado por ejemplo) desde 2013 se vende marihuana y toda la parafernalia para su uso (pipas, semillas, etc.) en negocios siendo el promedio de consumo en este territorio casi el 50% más que en el resto del país. Ha aumentado el número de admisiones a tratamiento .La manipulación genética de la marihuana en Colorado la ha hecho más potente y de mayores efectos alucinatorios sobre el sistema nervioso. El mercado negro de venta ha aumentado y la recaudación impositiva no ha aumentado. En Colorado se utilizó a la población negra como motor social para prevenir el delito si se vendía en negocios y hoy la propia población negra reconoce que ha aumentado la cantidad de ellos en delito. El cerebro y sus transformaciones por los narcóticos desconocen esta propaganda utilizada a los fines de implantar este comercio. Aumentaron los accidentes de tránsito. Los accidentes en los hogares por las tortas y “brownies” en manos de menores que se intoxican por imprudencia de los padres. Pero en el “reino del revés” que parecemos ser  abolimos estas realidades y admiramos estos “experimentos “sociales como algunos de los miembros del gabinete de Obama lo plantean.

DR. JUAN ALBERTO YARIA

DIRECTOR GENERAL GRADIVA-Rehabilitación en adicciones