LOS “COMBOS” DE LAS DROGAS

“…pero un día la droga la hizo suya y en vez de cargar nafta le echó morfina” (EDMUNDO RIVERO Y CARLOS DE LA PUA-TANGO)

 Y sigue diciendo en cada esquina en lunfardo del tango “Packard”: “se fajaba de bute en cada esquina” que relata la Argentina de los 60.Mientras tanto,  el titular de la Sedronar advirtió que el país afronta una “emergencia” por el aumento del consumo de drogas (La Prensa 19 de marzo 2018). Cuando un funcionario habla de “emergencia “aplica un concepto que en la salud pública tiene una precisión muy específica: las variables epidemiológicas se han escapado y entonces los recursos asistenciales no alcanzan así como resultan precarias  las políticas preventivas.

La epidemia habla. Consume drogas tu compañero de trabajo porque está cansado buscando trabajar más, el operador de bolsa , el maduro con sildenafil (viagra) para creer que aumenta su potencia sexual con una mujer más joven , el médico para operar , anestesiar , “rendir” más; consume drogas tu hijo o tu jefe , consume drogas el amante de tu mujer , el camionero que transporta por rutas, el que maneja un autobús con centenares de pasajeros , el recolector de basuras , el taxista mientras despotrica contra todo desde el Presidente hasta otros conductores y nos lleva a  un ritmo frenético ,el futbolista para hipotéticamente rendir más , el anestesista para poder operar durante 24 hs en el mismo quirófano. También la enfermera mientras te cambia la sonda, el camillero y el conductor de la ambulancia mientras con su luz roja y la alarma rompe el ruido de la calle con el más potente que es el de la muerte (él también está a punto de explotar con sus arterias contraídas y a punto de estallar por la coca) .El policía para hacer más turnos, el abogado en su tarea como penalista que incluso cobra con drogas el pago por sus tareas de sus clientes. Hablo así porque los atendemos en Gradiva y todas estas profesiones están azotadas por lo llamaría más que epidemia una pandemia (descontrol de las variables epidemiológicas).

HECHOS NUEVOS DE LA EPIDEMIA

Debemos agregar nuevos fenómenos que se están dando:

1.El llamado en Europa “Chem Sex”y también  en la Argentina con la promoción de orgias a través de aplicaciones en los celulares como subcultura de usuarios de drogas llamadas recreativasque realizan actos sexuales de alto riesgo bajo la influencia de drogas. Es por esto que en todo el mundo están aumentando la blenorragia, sífilis, el HIV, la hepatitis C. La manía supera a los cuidados .La manía es la entronización de la omnipotencia más allá de los límites de las conductas éticas y los parámetros de lo corporal que los marca la propia naturaleza. La meta-anfetamina, el éxtasis, viagra, alcohol en cantidad  con el agua como supuesto rito de purificación forman este rito tribal que duran horas e incluso días en quintas privadas, casas o departamentos, o en locales alquilados para esos fines sin ningún tipo de control . El descontrol y la manía son la norma. El cuerpo no existe. Los daños que pueden generar no son medidos y son traspasados. En muchos casos el “chem sex” se practica solo con una computadora desde donde en contacto con ciertos sitios que promueven la perversión sexual se imaginan y actúan distintas escenas eróticas .Un hotel transitorio a veces es el lugar con varias mujeres que interactúan entre sí frente a un espectador que se masturba con varias drogas que todos han consumido. Conocí pacientes que contrataban mujeres en un hotel para él solo gozar con los desnudos y los “pornos” televisivos mientras se masturbaba.

  1. Crisis y anomia familiar: el permisivismo es un hecho clave en el mundo del consumo en la adolescencia .En nuestro centro el 15 % de los padres permitió fumar “porros” a sus hijos. En los padres el 30 % consume y los hijos lo saben .El consumidor habitual adolescente fuma alrededor de 4 “porros” diarios que es casi un “asesinato de la neurona” en un adolescente con un sistema nervioso en plena evolución. El contexto familiar “luce” anómico (“anémico” de normas) y en las escuelas se discuten salarios pero de prevención en drogas…nada. Hay solo algunas organizaciones sociales que intentan hacer algo pero sin un Plan Maestro que los guie. Se está generando un gran problema de salud pública o sea un hecho multigeneracional de consumo (padre e hijos en condición de dependientes) y con todos los fenómenos agregados: violencia, negligencia, abusos de distinto tipo con el sexo en el seno familiar como ingrediente.
  2. Las llamadas drogas de sumisión química(todas las que generan dependencia que en realidad son todas) están detrás de una de cada tres agresiones sexuales Necesitamos recuperar la brújula social y familiar.Las “Lucías” (célebre caso marplatense del 2016) de la Argentina encogen nuestra alma. Tengo nietos de esa edad y hablando con ellos me muestran las situaciones de peligro que viven. Alertados por nosotros y sus padres sortean esas trampas que instaló la “cultura narco” en nuestro país. Sí, la “cultura narco” que reina y horada escuelas, instituciones policiales, judiciales y políticas e incluso a familias enteras devoradas, ellas mismas, por el consumo. Como siempre en nuestro país no se habla del consumo de drogas y alcohol en los hechos de violencia sexual.

La fiscal del homicidio de Lucía sostuvo  la hipótesis que la menor de 16 años fue obligada a consumir drogas hasta perder su capacidad de defensa y luego violada hasta la muerte. También que una vez producido el fallecimiento la víctima fue lavada y vestida para llevarla, aseada, a la sala de salud de Playa Serena.

Hay muchas “Lucías “en nuestro país. Tengo la misión de tratar a muchas de ellas en Gradiva. Las que se pueden “salvar” porque en realidad es una salvación nos van relatando el cautiverio en el cual vivieron. La “trata “de personas oculta este fenómeno de las drogas y de los personeros que las mantienen (personalidades psicopáticas de alta letalidad social).

La edad asegura un cliente rápido ya que sube enormemente la posibilidad de generar una dependencia cuando se consume a en edades de 12 a 18 años. La industria y el marketing de las drogas están preparadas para eso. Llegar a esa población y ahí las escuelas son fundamentales con una población cautiva enorme y con “dealers”, en muchos casos alumnos ellos mismos, que serán los que en la intimidad de las aulas venderán luego que ellos hagan los primeros contactos. Así pasó con Lucía.

El sexo luego es la moneda de cambio para más drogas. La voracidad por el consumo sube en estas edades por la inmadurez de la personalidad y al mismo tiempo por la inmadurez del sistema nervioso (los centros de control inhibitorio están en desarrollo y los centros instintivos -emocionales en la adolescencia están sobre estimulados).

 

NUEVOS TIEMPOS Y MAS INCERTICUMBRE

Las drogas son hoy un valor de cambio, son transacción en la cual paga un delincuente a su abogado, un importador de sustancias a su “dealers” del puerto, un cliente a su prostituta preferida. En la sociedad de la velocidad la coca es un complemento casi perfecto para creerse omnipotente. Delirio del Ego que olvida nuestros déficits y carencias aunque sea por un momento. Nos olvidamos que la vida es también malestar y pausa.No es solo placer y menos un placer inventado con químicos externos. En esta sociedad hay que desterrar el malestar como “dogma” con la presunción engañosa de que somos “anti dogmáticos” y ser fieles al consumismo y pagar por esa pócima blanca un dinero que vale para paliar por un momento nuestra inermidad e indigencia aún a costa de hipotecar nuestros activos corporales y mentales. Pero todo esto se vuelve “resaca”, depresión, infarto, el ACV que son los destinos habituales por querer sobrepasarnos a un Mas Allá del Principio del Placer.

Sociedad de “veloces” pero en donde ganan los “lentos”, o sea los rápidos de pensamiento. El que escucha no el que corre.  El que atiende y sabe enfocar y no el multifocal hiper-kinético. Lo otro es la alucinación de la omnipotencia y el delirio de la indigencia y el desamparo. La prevención masiva escolar y social , la detección precoz y los tratamientos son un elemento necesario frente a esta emergencia sanitaria.

DR JUAN ALBERTO YARIA

DIRECTOR GENERAL GRADIVA-Rehabilitación en adicciones

 

Publicado en: Default Humanístico