LA ERA DEL CANNABIS

“…desde que se aprobó en Colorado la venta libre de marihuana aumentaron las hospitalizaciones y visitas a salas de guardia por intoxicaciones”Health.News. Marzo 2018

Un pediatra muy reconocido de Vermont (Estado de U.S.A) el Dr. David Rettew fue invitado a dar su testimonio hace pocos días en la Legislatura sobre la posibilidad de la legalización de la venta de marihuana recreativa en ese Estado americano y la venta de la llamada marihuana medicinal. Su documento es un lamento sobre la pérdida de los valores de la salud Pública en esa localidad. Trató de mostrar por su experiencia pediátrica y en psiquiatría infantil  los problemas de salud mental que generaba la marihuana. Opinaban en ese debate intereses ligados a grandes empresas productoras de cannabis. La opinión médica era denigrada porque se la  asociaba a la administración de medicamentos psiquiátricos que alteraban la mente pero se defendía a ultranza a las personas que se auto-administraban cantidades ilimitadas del alucinógeno THC de la marihuana. El fanatismo reemplazaba a la evidencia científica. La defensa de la marihuana medicinal era como si existiera la evidencia de miles y miles de habitantes de Vermont apresados por el cáncer y los dolores crónicos.

Mientras tanto en Vermont el 48% de los jóvenes fuma marihuana  nuestro querido médico pensó que muchos funcionarios electos con los cuales discutía también lo hacían .La nueva “moda” es que para los que vivieron stress y traumas severos o sea el llamado stress post-traumático no había nada mejor que fumar marihuana. La evidencia científica muestra lo contrario ya que los pacientes aquejados de stress post-traumáticos empeoran fumando marihuana. Hay múltiples casos de “veteranos de guerra” que deciden dejar las psicoterapias y los medicamentos recetados y se transforman en pacientes con síntomas psicóticos, paranoicos y violentos. La Administración Federal de Medicamentos (FDA) es un organismo de control de medicamentos de USA de gran predicamento y marca tendencia en el mundo pero no es escuchada en este tema.

En la votación Vermont pasa a ser otro de los Estados con venta en tienda de drogas y con marihuana medicinal. El médico de Vermont pidió que por lo menos habiliten más camas psiquiátricas para los casos de psicosis y se doten a los servicios de emergencia toxicológica de recursos. Lucha perdida. La prevención no existe. A “remendar” personas es la tarea.

LA LUCHA POR EL MERCADO

Hace pocas semanas escribí “Marihuana, a dominar el mercado”. Esto se está convirtiendo en una realidad día a día. Existen fuertes intereses comerciales y políticos para generar un imperio dominante para consumir esta droga alucinógena. Sabemos nosotros que es un “abre-puertas” del cerebro para otras drogas en sujetos vulnerables. Esto crece en nuestros países sobre el fondo de una cultura en donde las organizaciones fundantes de la subjetividad se hallan en crisis: familia como núcleo básico de contención , la escuela como transmisora de cultura y convivencia ciudadana con valores centrados en la solidaridad y el encuentro y las instituciones de la espiritualidad y el juego organizado(Iglesias, clubs’ barriales).

Nuestro conurbano y los más de 10 millones de habitantes que viven en Villas de Emergencia asisten  a la descomposición del barrio centrado en el trabajo y se han convertido en factores de disociación social que se imponen sobre las sociabilidades organizadas alrededor del mencionado trabajo y las instituciones (familia, escuela, in situaciones de la espiritualidad y clubes comprometidos con el desarrollo humano). A medida que se agravan los factores de disociación social éstos se transforman en territorios “minados”

Es una gran organización la del cannabis que va desde Wall Street donde las grandes farmacéuticas tienen acciones que se venden con grandes ganancias, los intereses del “negocio narco” que se va a expandir cuanto más liberalizado esté el consumo y los poderes de ciertos grupos políticos en donde la demagogia se une a la crisis del sentido que tiene para estos grupos lo que podemos denominar organización social y que siguen el lema “progre-conservadurista” del “cuanto peor mejor”. La mano de obra surge de estos territorios “minados” de nuestra sociedad que mencionábamos antes en donde la pobreza alcanza al 40%  y la indigencia al 12%. Saldrán de ahí los “soldados” que trabajarán como peones para los de Wall Street, el mundo narco y todos los intereses que hay en juego.

Todo esto  unido a un marketing de libertad que parece ser una libertad para la esclavitud en donde los medios de comunicación cumplen un papel central. No hay ninguna noción de los costos sociales en discapacidad, minusvalía, deterioros psiquiátricos, gastos en cárceles por el aumento de la criminalidad, etc. Esto pasará a gastos mientras a los políticos les dicen que van a cobrar impuestos como ya sucede en Uruguay y en algunos lugares de U.S.A., Holanda y Portugal. Los daños en salud pública, criminalidad, deterioro de la vida ciudadana y familiar nunca son mencionados y esto forma parte de la campaña mediática a realizar. Silenciar o “poner bajo las alfombras “estos hechos.

Hoy sabemos que la iniciación adolescente del “milennials” es con alcohol, tabaco y marihuana. Luego el cerebro “domado” desde esas edades hará el resto. Un gran mercado se avecina. El alcohol ya está. Las tabacaleras verán cómo vender cigarrillos con marihuana. Las farmacéuticas luchan por el mercado de la marihuana recreativa. Ya producen medicamentos en donde ciertos productos del cannabis pueden competir con la farmacopea tradicional para paliar ciertos efectos de la quimioterapia, las epilepsias refractarias y ciertas artritis. La confusión que hay en la población entre el cannabis medicinal y el “porro” es total. Muchas familias se enteran en una consulta que el cigarrillo que fuman sus hijos es adictivo y al ver los deterioros de sus conductas.

Una de las principales farmacéuticas del Cannabis (Cronos Group-canadiense) cotiza en Nasdaq (Wall Street) con ganancias grandes. Se asocian otras compañías farmacéuticas. El negocio de la marihuana recreativa ampliamente promocionado en USA ayuda. Venderán en dos mostradores. Farmacias y en tiendas de venta de marihuana, ocho Estados de USA ya permiten el uso recreacional. Canadá está adentro .Lo demás cae fácil .Uruguay es un ariete en América Latina. Solo falta que el marketing de los grandes titanes del negocio sea acompañado por una propaganda política de los sectores “progresistas” apelando a los derechos humanos a consumir (¿y la salud pública, que es eso ¿). Los narcos se frotan las manos ya que saben cómo competir con el mercado legal. Uruguay sirve como muestra.

¿HOLANDA NARCO-ESTADO?

Causo escozor la declaración de la Ministra de Seguridad Patricia Bullrich sobre lo que sucede en Holanda. Razón no le falta .La diplomacia política la obligó a minimizar sus dichos. La realidad es acuciante en ese país .Tocó el marketing de un país “progre” en este tema. Una “vaca sagrada” que es un latiguillo y modelo para todo el mundo. El mercado legal de “coffee shops” se está cerrando en varios municipios. Las bandas narcos proliferan. Aumenta el consumo de otras drogas. El Sindicato de policías de Holanda habla de un estado incipiente narco y menciona que la producción de drogas sintéticas, los negocios ligados al cannabis y la importación de cocaína hacen del puerto de Rotterdam un escándalo. La política de tolerancia a las llamadas “drogas suaves” es rechazada en este momento. El Jefe de Policía de Ámsterdam dice que “la ideología libertaria de los medios de comunicación ha llevado a una historia totalmente hipócrita de la relación apacible del país con la droga”. El 25 % de los alcaldes fue amenazado por bandas. Se desmantelaron 15 laboratorios en 2016. De 837 coffee shops de venta se llega actualmente a 537. 300 menos en pocos años.

DR.JUAN ALBERTO YARIA

DIRECTOR GENERAL GRADIVA-Rehabilitación en adicciones

 

Publicado en: Default Humanístico