La omnipotencia, la soberbia y el ego son los virus más peligrosos

“La vida no es la ‘mera vida’, enfrenta a la muerte y la reconoce…” Hegel

POR JUAN ALBERTO YARÍA 31.03.2020

Me impactó sobremanera cuando Francisco subía las escalinatas de San Pedro el viernes 26 de marzo a las 14 hs. de Argentina. La lúgubre imagen de un tiempo nublado y la luz del altar sumaban dos aspectos actuales: angustia y la esperanza al mismo tiempo. Las dos imágenes condensaban la soledad del Hombre que al subir esas escalinatas mostraba la soledad de cada uno de nosotros ante lo imprevisible de una probable muerte. 

También se agolpaban en mi memoria las múltiples charlas que tuvimos en la sede arzobispal, en el subte, tomando un café en la calle Florida y apoyando con todas las fuerzas el programa que lideraba en la Provincia de Buenos Aires (toda la década del 90) junto con la Universidad del Salvador. Incluso observé como visitaba enfermos de Soldati y Bajo Flores que atendíamos en el centro Pueblo de la Paz (Lomas de Zamora) y el recuerdo emocionante cuando un día desde un auto me saludaba con un recuperado de su amistad.

Nunca mejor elegida la parte del Evangelio en la homilía en donde Jesús le dice a los faltos de fe en la barca a punto de hundirse “Tened fe …no tengáis miedo”; tema ampliamente dicho y repetido por Juan Pablo II (miedo-fe-esperanza).

LA ADICCION COMO POBLACION DE RIESGO

Vivimos momentos difíciles. Muchos no pueden sostener la abstinencia en sus casas ya que vivían consumiendo.

 Los dealers escasean, el “puerta a puerta” de distribución no existe, los boliches que pueden funcionar como centros de distribución ocultos están cerrados, la prostitución vip como otra vía esta cercenada…en fin lo “preciado letal” está faltando. El confinamiento ataca a los “deliverys”, muchos inventan el paseo del perro o utilizan empresas de entregas en bicicleta mientras la marihuana y el hachis triplicaron el precio. 
 He vivido esta semana una situación en donde un paciente en abstinencia en su casa se suicidó y otra situación en donde una consumidora se “internó” en una villa con sus hijos para tener a disposición la “pócima deseada y letal”.

Informes mundiales nos hablan de que la crisis del virus corona está incrementando los problemas de incremento de precios de sustancias. Está cambiando la disponibilidad de sustancias, en México los carteles no distribuyen fentanilo ya que los carteles chinos no proveen los precursores y la meta-anfetamina está faltando y se ha incrementado el precio. 

Pero como nos enseña en estos días Roberto Saviano, escritor italiano refugiado fuera de Italia porque su cabeza tiene precio después de escribir la descripción de la mafia en Gomorra ésta inventará nuevas formas y más caras para que la clientela encuentre todo desde drogas, remedios, nafta, etc.

SISTEMA INMUNE Y SUS DAÑOS

El daño al sistema inmunológico (verdadero reservorio de defensas del organismo ante virus y bacterias) que genera el uso de drogas ha hecho que el NIDA (máximo organismo de consulta e investigación y de protocolos de actuación del mundo) alertara sobre este tema: el covid-19 ataca los pulmones y los fumadores de tabaco y marihuana o los que usan el vapeo incluso con drogas están mayormente predispuestos por el daño pulmonar. De la misma manera los que usan opioides y consumo de meta-anfetamina por los efectos de esas sustancias sobre la salud respiratoria y pulmonar. 

A esto se agrega la falta de cuidados personales, de aseo, de sueño y alimentación inadecuada que los transforman en sumamente vulnerables y con varias enfermedades asociadas incluso en jóvenes (daños hepáticos, diabetes, problemas cardiacos, etc.). Ni hablar de los que viven en la calle.

El uso de opioides en muchos pacientes disminuye el uso de oxigeno en sangre y esto perjudica el cerebro y la salud neuronal. Los que usan meta-anfetaminas y sustancias híper-estimulantes (éxtasis) al contraerse los vasos sanguíneos se contribuye al daño pulmonar.

Además, en este momento está mucho más disminuida la urgencia médica para estas patologías ya que todo el equipamiento clínico de las emergencias está dedicada a otras patologías.

CRISIS Y “ZOMBIES O NADIES”

En el medio de esta pandemia surgen los “zombis o nadies” (los que Hegel nombraría como los que viven la “mera vida”) que son aquellos que, entre la omnipotencia, la negación, el autismo y la indiferencia siguen una vida fuera de toda norma sanitaria. Alemanes que celebran una fiesta tosiendo, playas atestadas de Francia, Florida, fiestas universitarias o la fiesta del 8 M en Madrid que el Gobierno propagandeó en plena pandemia con miles de personas en todas las ciudades y cuando le preguntaron a una ministra por eso en pleno “corona virus” ella contestó muy suelta de cuerpo “…es que en esto a nosotros se nos va la vida”. Termino hospitalizada con corona virus. 

La omnipotencia, la soberbia y el ego es quizás nuestro peor virus. Frente a esto ya surgen voces pidiendo un Estado Totalitario sobre el cual nos alerta R. Agamben (filosofo europeo) utilizando la vigilancia digital al estilo chino o coreano en donde cada ciudadano está hiper-vigilado por un Gran Hermano.

O también aquellos que siguen las lecciones del clérigo y economista ingles Robert Malthus que auguraba un ciclo de sobrepoblación mundial. Las lecciones del capitalismo desmintieron a él porque hubo sobreproducción de alimentos por la tecnología, pero quedo pendiente un tema que él no analizó : el daño al medio ambiente de la superpoblación y los sistemas jubilatorios a punto de explotar. Malthus cuando escribió el libro había 1.000 millones y ahora más de 7 mil y con la vida que llega a los 80 años y en la época de él a 37 años agregándose el calentamiento global y destrucción del eco-sistema.

¿Qué nos pasará?

Juan Alberto Yaría

* Director general de Gradiva – Rehabilitación en adicciones